Bienvenidos
Invitado
Wanjo school, un lugar donde los hijos de los mayores empresarios del país se preparan para el futuro. Ahora que los becados son aceptados la guerra comienza ¿serán capaces de ganarse un lugar? únete y lo sabrás.
Ultimos Temas
Actualizaciones
Últimos temas
» — it's been so long.
Mar Dic 12, 2017 1:24 am por Arcadia Rosenzweig

» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Normal]
Lun Nov 09, 2015 8:31 pm por Invitado

» Estudiante de intercambio?
Sáb Mayo 30, 2015 8:30 am por Hideoka Aiko

» ¿Que estas pensando?
Sáb Mayo 30, 2015 8:03 am por Hideoka Aiko

» Que estas escuchando
Sáb Mayo 30, 2015 8:00 am por Hideoka Aiko

» Petición de pj
Dom Mayo 17, 2015 2:35 am por ImJinAh

» Undercover {{Libre}}
Dom Mayo 03, 2015 7:09 am por Jung Min Sook

» Scene of Stars {Élite}
Lun Abr 20, 2015 9:55 pm por Invitado

» The wings of cambaral (Afiliación normal)
Lun Abr 20, 2015 3:59 pm por Invitado

Atajos
Links Rápidos
Administración
Da Click en las imagenes
Búsqueda
Personajes Canon
Disponible
Disponible
Disponible
Disponible
Disponible
Disponible
Awards
Pasa el puntero por las imagenes
Nuestras Tramas
Da click en el nombre
Clima y Estación
Nos encontramos en...
Primavera
Los meses de marzo a mayo son primavera en Corea. En primavera brotan todos los árboles e hierbas, pero el tiempo es caprichoso. Se presentan fenómenos naturales como una gran oscilación térmica diaria, sequedad, viento arenoso y viento foehn.
Redes Sociales
Los invitamos a seguirnos
Crédito
Queremos agradecer a...
El skin del foro fue creado por Maely exclusivamente para Wangjo School. Tienen prohibida su reproducción parcial o total. Si deseas algo del skin habla directamente con la creadora dando click en su nombre. La historia, personajes predeterminados y contenido es creación del staff de Wangjo School, no copies ni re mezcles el contenido. Muchas gracias a todos los usuarios del foro por registrarse y hacer de esto una pequeña familia.
El foro se visualiza mejor con Google Chrome
Afiliados Elite

26/77
Image and video hosting by TinyPic aepfd4.jpg




Afiliados Hermanos
Directorios y Recusos

Saved {L}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Saved {L}

Mensaje por Kim Min Hee el Jue Feb 12, 2015 2:05 am

Me seguían desde hace un buen rato y me di cuenta de ello porque aquellos tipos no se dignaron a pasar desapercibidos de ninguna manera posible, de hecho, podría describirlos perfectamente y eso que ni siquiera había volteado a mirarlos: Eran 4, cada uno medía alrededor de dos metros y en realidad sentía que no exageraba para nada con esa observación; sus cuerpos, notoriamente trabajados y vestidos formalmente, ni se inmutaban cuando chocaban con alguien y no me quitaban sus feroces miradas de encima como si quisieran hacerme pedazos con sus propias manos. Esa sensación de acoso me recorrió el cuerpo y me incomodó de alguna forma pero la verdad era que, de cierto y bizarro modo, la recurrencia de tales situaciones me hacían estar acostumbrada a que intentaran atraparme en un día común como ese

Y hoy, especialmente, había escogido vestirme con una ropa “algo” llamativa, lo único que no resaltaba en sí eran la blusa blanca con algunos diseños en negro, de resto la falda morada y las medias no pasaban desapercibidas. Caminaba tranquila, como si no hubiese notado nada, sonriendo de forma suave y sin dignarme a mirar hacia atrás porque eso me delataría y entonces encontré una oportunidad, doblando la siguiente esquina venía una de las calles más concurridas de ese sitio a esas horas y si jugaba bien las cartas podría perder a esos sujetos en un dos por tres.

Sin dar aviso o siquiera inmutarme, comencé a caminar más rápido, esquivando a las personas, valiéndome de mi escasa estatura para perderme entre la gente más alta o los grupos de colegiales y entonces, a pasos de la esquina que podría salvar mi vida (o entregarme al mismísimo infierno) comencé a correr. Los tipos que me seguían intentaron seguirme el paso pero empujaban a tanta gente que se formó una conmoción a mis espaldas, ahora con una sonrisa más notoria, observé de reojo que ya los tenía a una buena distancia así que me adentré en una tienda al costado izquierdo sin detenerme a mirar de cuál de todos los locales a mi alrededor se trataba…

Sin embargo debido a la conmoción y a mis malos cálculos repentinamente terminé tropezando y cayendo encima de alguna persona -A-aah.. ¿Por qué tiene que atravesarse en un momento como este?- reclamaba descaradamente intentando posar mis manos sobre el suelo para poder levantarme, al menos no había llevado el mayor impacto, ahora si que lo lamentaba un poco por la persona que estaba debajo, aunque con esto no quiero decir que yo peso demasiado eh?. De igual forma sin prestarle demasiada importancia a aquel percance mi corazón continuaba latiendo más rápido y la tensión me  aumentaba a cada segundo, aquella tienda  después de todo podría convertirse en mi tumba o en un paraíso personal en tan solo un pestañeo…

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Lee Dae Hyun el Miér Feb 18, 2015 3:06 am


Saved
Kim Min Hee—alias la Humbie.
Si tenia que seguir escuchando hablar de la inutilidad de cada partido político seguramente iba a terminar por matar a alguien. La gente a su alrededor no paraba de sonreírle, de hacerle cumplidos, ni de hacer preguntas tan estúpidas que podrían contestarse solas. Pero como buen hijo de político devolvía las sonrisas, los cumplidos y las preguntas con la mayor cortesía que podía salirle. Quería estar en el hospital con su hermana menor, pero su padre había creído que lo mejor era que lo acompañe a una de sus reuniones, para mostrarse en familia. Idea que para Dae era completamente tonta, considerando que la menor de la familia seguía en el hospital, y si fueran realmente una familia estarían con ella, no en una estúpida reunión rodeados de idiotas que solamente alaban cada paso que das. Pero el senador Lee había hablado, y todos debían obedecer.

Incluso su madre estaba fastidiada, podía notársele solamente si la conocías lo suficiente, ya que su sonrisa siempre era de publicidad a pesar de todo. Dae pidió disculpas a quienes lo rodeaban y se acerco a su progenitora, con una sonrisa verdadera, tal vez la primera en esa tarde. Ella lo miro cansada, pero al verlo con una sonrisa, ella también se la devolvió, no las falsas para todos, si no la que siempre tenia cuando veía a sus hijos. Habían pasado casi tres horas en el acto político, pero aún faltaban un par de horas más. Si al menos hubiera alguno de sus amigos, las cosas serían distintas, pero nadie más que él dentro de su grupo de amigos había tenido que soportar la tortura de aquella reunión. Su madre lo abrazo de lado acercándolo todavía más a ella, era raro ver como el chico la superaba en altura por unos cuantos centímetros. El padre no se podía ver de lo rodeado de gente que estaba, por lo que su madre le susurro al oído que escapara al hospital y ella llegaría cuando terminaran. No lo pensó dos veces, beso a su madre en la mejilla y se alejo de la reunión. Se acerco al valet y pidió su auto. Se quito la estúpida corbata de su traje que llevaba ahorcándolo desde hacia bastante tiempo, mientras esperaba trajeran su auto. Lo mejor de haber venido en autos separados con su padre, era que no iba a tener problemas por llevárselo.

Ya en su auto, apretó el acelerador, dejando que el viento golpeara su rostro. Derecho al hospital, a pesar de que hubiese deseado pasar por su casa a cambiarse el traje, quería ver a DaeRi, su hermana menor, lo más pronto posible. Se freno en el semáforo, por lo que aprovecho para enviarle un mensaje a su hermana avisándole estaría allí pronto. Pero la respuesta reclamaba un bubble tea, por lo que como buen hermano consentidor tuvo que hacer una parada más antes del hospital.

Dentro del local no había demasiada gente, por lo que hizo bastante rápido en conseguir la bebida para su hermana. Su cara era de aburrimiento total, a pesar de las miradas coquetas que recibía, o las risillas nerviosas que podía escuchar. Estaba saliendo con el bubble tea en la mano, cuando de repente un cuerpo choca con el derribándolo y terminando ambos en el piso. Su espalda choco con el suelo, y lo peor es que estaba siendo aplastado por otra persona, el bubble tea derramado en su costado un poco alejado evitando sea derramado sobre él. Su cabeza estaba procesando lo ocurrido cuando escucha la voz de la chica sobre él reclamándole. - ash, tonta, tu que te me arrojas encima, sabes podrías haber esperado al hotel no me gusta tanto lo publico- le respondió enojado esperando que la chica se levante para poder hacerlo él también.

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Kim Min Hee el Miér Feb 18, 2015 11:02 pm

Me llevé una tonta sorpresa cuando escuché la voz ajena y busqué con mis ojos los del chico que tenía debajo. -¿Muo? …¿Arrojarme? ¿Hotel? Ha..- resoplé desconcertada por su comentario, además de que la adrenalina aún no desaparecía de mi cuerpo así que me costaba pensar de forma fría. Entonces justo cuando pretendía dar explicaciones, sentí las miradas a nuestro alrededor. Hasta ahora me daba cuenta de la concurrencia del lugar, no todos se fijaron en la escena, pero la mayoría de las chicas si, y debo decir que si las miradas incineraran, seguramente ahora me encontraría en medio del peor de los incendios. Decidí finalmente levantarme del suelo y acomodar un poco la falda que traía ”¿Quién es?”; ”Debería estar avergonzada”; ”¿Acosadora?” eran alguno de los murmullos que lograba comprender, sin embargo no les presté demasiada atención.

De nuevo, tras asegurarme de que se había levantado dirigí la mirada furiosa al joven —Escúchame, — le llamé la atención mientras enarcaba las cejas. -No me arrojé sobre ti, es solo que hay demasiada gente y solo tropecé-  traté de comentar con voz firme y clara. A pesar de que me  veía bastante ansiosa, siempre dirigiendo la vista hacia la entrada de la tienda, pretendía que la mera curiosidad me había llevado hasta ahí, como si lo que fuese ocurrido era solo producto de mi torpeza, pero  pronto observé de reojo que mis captores acababan de pasar por afuera causando bastante alboroto, sin embargo, no entraron, cosa que me relajó de momento.  

No obstante, no todo podía ser tan fácil, así que justo cuando separé mis labios para agregar algo más, el abrir de la puerta me sacó de mis pensamientos y  apenas pude notar como uno de ellos ingresaba de forma casi violenta… ¿Por qué ahora? … Por suerte no estábamos tan cercanos a la entrada, además ahora agradecía ser una condenada Hobbit, aunque aun estaba aterrorizada y mis pies se movieron solos hasta quedar detrás del chico que momentos antes había tropezado. Suspiré suavemente mientras una nueva sensación de temor me recorría las venas. –Mmmh... Sé que estoy pidiendo demasiado pero… ¿Podrías salvarme de esta?– Dije mientras apuntaba con la cabeza al tipo que acababa de entrar esperando que el chico captara la idea. –Prometo pagarte con creces o algo. – Añadí un gesto de súplica juntando las manos delante de mi boca mientras sonreía apenas como una niña pequeña.

Buen día, Señores. Están causando mucho alboroto aquí, así que me gustaría que se retiraran de la tienda lo más rápido posible" se atrevió a indicar una de las encargadas, a lo que los otros dos solo se mofaron de ella. "¡Lárgate de aquí estúpida mujer, este no es asunto tuyo!" Por encima de los hombros del joven intercalé miradas entre el gorila que desentonaba notablemente con el establecimiento y una de las anfitrionas. -Por favor…- volví a murmurar mientras que obligaba al chico a moverse de forma lateral casi usándole como escudo, hasta llegar a la mesa vacía más cercana; justo en aquel momento aproveché el descuido de los hombres me incliné y metí debajo de la mesa, sé que no era el lugar perfecto para esconderme, pero como verán no tenía muchas opciones, los baños estaban algo lejos… Entonces un ruido fuerte hizo que me sobresaltara, uno de los hombres había golpeado una mesa arrojando todo el contenido sobre ella al suelo, mientras cuestionaban altaneros a algunos de los clientes. Entrecerré un poco mis ojos, sin embargo no podía dejar de apreciar discretamente la escena, no sabía realmente que hacer, era probablemente la primera vez en un tiempo que terminaba acorralada de esa forma. Abracé mis rodillas y me dispuse a esperar lo que venía; después de todo no podía confiar en ese chico no le conocía y quizá podría resultar siendo uno de los que me entregarían de inmediato.  

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Lee Dae Hyun el Jue Feb 19, 2015 3:50 am


Saved
Kim Min Hee—alias la Humbie.
Sentía el aliento de la chica todavía en su rostro, ya que no se levantaba de encima. Las palabras confundidas de la chica, solo sacaron una sonrisa socarrona de sus labios. Pero ella no tardo mucho en  levantarse, la observo mientras ella se acomodaba. Una costumbre que no perdería nunca. No esta mal, pensó mientras se sentaba y dando un pequeño empujo con sus manos se levantaba del suelo. Se sintió un poco mal por los murmullos y las miradas que sentía sobre el, pero era un Lee, por lo que como de costumbre las ignoro escondiendo también su vergüenza por haber terminado en el suelo.

La chica llamo su atención, con una mirada furiosa, pero solo provocaba una sonrisa ególatra en su rostro y un gesto relajado. Estaba mas preocupado en tener que comprar otro bubble tea para su hermana,  ya que el original fue derramado, que en lo que la chica le estaba acusando. Miro el  liquido derramado, desde pequeño le habían enseñado a no llorar por lo que se derrama. Pero la idea de estar otra vez haciendo cola, lo aburría. Iba a dejar a la chica hablando sola, para ir por sus cosas y largarse. No le interesaba continuar escuchando el reclamo de la desconocida. Tenia cosas mas importantes que atender que seguirla escuchando. Pero cuando iba a girarse un hombre ingresa al local llamando su atención. Su ceño se frunció ofuscado por la mala educación de la gente.  Las personas realmente ya no tenían respeto por nada. Estaba demasiado ocupado mirando el escándalo que empezaba a generarse, cuando sintió como la chica se acercaba a él. Ella ya se había posicionado tras él, y comenzaba a hablarle en un tono distinto al anterior. Miro al hombre que la chica señalaba y resultaba ser el mismo mono que había entrado a la fuerza. Volvió su vista nuevamente a la chica, la desesperación en su voz más su gesto de suplica  le enternecieron. Pero no era algo que demostrara por lo que su gesto simplemente demostraba sorpresa.  

La chica comenzó a arrastrarlo hacia un costado, simplemente se dejo llevar con un gesto aburrido mientras observaba a los dos hombres discutir con una de las encargadas. Miro a sus costados esperando alguien defendiera a la mujer por el trato recibido, pero todos parecían lo suficientemente asustados como para hacer algo.  Quiso observar a la chica, pero esta ya se había metido bajo la mesa. Se podían ver sus pies solamente desde donde estaba. Le recordó a la reacción de su hermana menor cuando escuchaba a sus padres discutir.  

Una mesa se tumbo, y enseguida sus pensamientos se volvieron frenéticos. si, acababa de conocerla. Si, era demasiado peligroso. Si, podría irse y dejarla. Pero no, había decidido ayudarla. Suspiro y negó con la cabeza un poco frustrado con su pequeña humanidad que le nacía de golpe en las situaciones que menos le convenían. Tenia que pensar algo, alguna manera de salir rápidamente del lugar y alejarse de los hombres que parecían desesperados buscar a la chica.  Para colmo los hombres se acercaban a ellos, aunque por fortuna aún tenían cierta distancia. Dándose vuelta se agacho para ver donde estaba la chica- hey tonta, cuando yo te diga corremos- le dijo de manera dura, como una orden y sin esperar que respondiera se levanto para ver por donde estaban los hombres.  

ya estaban demasiado cerca, y para colmo eran dos, pero lo peor era que eran enormes. Dio unos pequeños saltitos en su lugar intentando distribuir la adrenalina que se acumulaba en su cuerpo. Los hombres se acercaban con cierta distancia entre ellos. El primero llego hasta la mesa en que estaban los chicos. E inmediatamente intento acercarse a la chica. No dudo. Como había hecho tantas veces en clases de karate cuando era niño. Su mano se cerro en un puño y fue directo a la mandíbula del hombre. Eso al menos lo detendría unos segundos. Pero entonces el segundo había tirado un golpe, que apenas logro esquivar, golpeándose el hombro. Tiro otro golpe, pero ni siquiera pudo que fue lo que golpeo porque la mesa donde se escondía la chica se volteo. Por lo que sin  perder tiempo la tomo de un brazo y tiro de ella para comenzar a correr. Esquivo las mesas con esfuerzo, escuchando como los hombres lo seguían, volteo unas mesas a propósito para hacerlos perder tiempo. Paso por un costado de la barra de los bubble tea, empujando a la chica y acercándola a él  para que pasara rápidamente. Empujo la puerta que estaba tras la barra, para adentrarse a la cocina, esquivando como podía los trabajadores, e intentando salir por la salida trasera de servicio. - solo sigue corriendo- grito intentando no resbalarse y correr empujando la chica tras él.

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Kim Min Hee el Vie Feb 20, 2015 1:23 am

¿Cómo se supone que saldré de esta? Vamos Min Hee, piensa..rápido… mientras trataba de pensar en alguna forma de escapar, la voz de un tercer hombre captó mi atención… Esa voz… -A ver chicos no tienen que causar demasiado alboroto-emitió el último en llegar. Con solo escucharla, ya se me erizaba el vello. Podría reconocerla en cualquier sitio. Antes había supuesto de quienes se trataba, pero mi suposición no podía estar más alejada de la realidad, Eran ellos y me habían encontrado. Por aquel instante de angustia ocupé mi mirada en el joven, el no parecía tan nervioso pese a la situación, quizás porque no era el objetivo final de aquellos hombres. Por mi parte nada esperanzador me venía a la mente, así que solo introduje la mano en mi pequeño bolso para intentar sacar el gas pimienta, cosa que probablemente no ayudaría mucho.

Entonces el que se podría convertir en “mi salvador” apareció casi de repente frente a mi, al estar distraída observando a dos de los sujetos acercarse, me sobresalté al verlo tan cerca, asentí tan débilmente a sus indicaciones que creí no haberlo hecho. Por un momento pensé que moverme de sitio en ese momento sería de ayuda, pero en lugar de hacerlo solo me quede expectante, sorprendida por las acciones del muchacho ¿Se atrevió a enfrentarlos? Si me preguntan sinceramente no esperaba que hiciera aquello, ni mucho menos que les lanzara algún golpe, no es que lo viese como un cobarde durante mi primera impresión, pero apartarse sería la opción escogida por la mayoría, después de todo no estaba ligado a mi. Lo siguiente que percibí fue un ruido fuerte sobre la mesa, por lo que incliné mi cabeza cubriéndola con ambas manos para protegerme, al abrir mis ojos me di cuenta de que había quedado completamente expuesta. …Se acabó… pensé inmediatamente.


Sin embargo pronto,  el joven me tomó del brazo para comenzar a correr, no estaba dispuesta a salir en ese momento, pero mientras mas lo veía resultaba ser lo más razonable, sin embargo algo me inquietaba, el hecho de que esos sujetos me hayan seguido insistentemente ¿Por qué habían aparecido de nuevo?. Aun así continué corriendo, tratando de seguir los movimientos del chico -Vayan tras ellos. La quiero ya!- exclamó el tercero que se había quedado cerca de la puerta.  Al llegar detrás de la barra  ni tan siquiera me molesté en girarme, estaba aterrorizada. Podía escuchar sus gritos y pisadas. Nos estaban siguiendo, no era difícil de suponer, además, me atreví a girar la cabeza de vez en cuando para comprobarlo. Finalmente al salir del local no pensé en detenerse y aunque el chico no lo hubiese dicho seguiría así, sabía que no eran sujetos que se rendirían tan fácil.


No obstante, mis piernas empezaban a doler de tanto correr y la respiración estaba agitada, sentía que el aire se escapaba de mis pulmones y empezaba a sentirme mareada. Justo en ese instante caí en el suelo gracias a mis rodillas traicioneras. -A-agh- me quejé y un gesto de dolor se reflejo en mi rostro. Pronto me giré para asegurarme de si nos seguían o no, pero desafortunadamente allí estaban, acercándose, -Rayos!.- Sin dudar me levanté del suelo, noté que mis medias se habían roto dejando ver algunos raspones, pero sin prestarle atención, me aferré a la mano del joven para continuar corriendo en las sobre pobladas y ruinosas calles. Finalmente tras algunos minutos de persecución al voltear me di cuenta de que ya no nos seguían. …¿Los hemos perdido?... me cuestioné.

Sentí que se me quitaba un peso muy grande de los hombros, había podido pasar semejante pesadilla, aunque aun no estaba segura de si sería el final. Hice que nos detuviéramos repentinamente frente a lo que parecía ser un bazar, -en donde por cierto había bastantes personas-, el frenazo pudo haber sido más que suficiente para hacer que mi mano se deslizara de la suya y pudiera estar libre. -Ya, creo que los hemos perdido- me limité a decir mientras  recobraba la forma natural de respirar. -Esta vez si estuvo cerca- dije en voz baja al mismo tiempo que solté un suspiro de alivio, bajé la mirada y llevé una mano a mi pecho, sin haberme fijado, había sonreído un poco más de lo normal. -T..Te lo agradezco mucho, me has salvado- me reincorporé para mirar al joven manteniendo la sonrisa. -Tu, ¿Estás bien?- aunque mi pregunta se refería principalmente a la parte física, imaginaba escasamente lo que podía estar pasando por su mente en aquel instante. En mi caso aun la adrenalina recorría mi cuerpo, por lo que la preocupación aun no tenía lugar , pese a que debería pensar que haría con mi vida después de eso, porque al parecer, había sido descubierta y no podía seguir exponiéndome. Pero esa no era tan relevante en ese momento.

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Lee Dae Hyun el Sáb Feb 21, 2015 9:59 pm

Su corazón golpeaba en su pecho, su pulso acelerado, la adrenalina recorría por su cuerpo permitiéndole ser más rápido. La respiración agitada, sus músculos adoloridos,  realmente tenia que dejar de fumar o por lo menos volver a correr por el colegio en la noche. Que el senador no este de acuerdo con que el chico destaque en deportes o en música no debería haberlo alejado de todo. Tal vez si hubiera seguido estando en futbol en lugar de el consejo estudiantil, solo tal vez, ahora no sentiría como sus pulmones clamaban por aire puro y un respiro que no sea agitado.

Sin embargo, la adrenalina mantenía a su cuerpo en movimiento. Sintió como la chica cayo al suelo. Enseguida se freno esperando por ella, tal vez todo este fanatismo de correr le había traído recuerdos de cuando en Inglaterra o incluso en Corea hace unos años, escapaba de los guardaespaldas de su padre; pero esta vez era distinto porque arrastraba a alguien con él. Y por supuesto esta vez, no era él a quien perseguían. Observo como los tipos se acercaban nuevamente. Enseguida sus ojos buscaron los de la chica con desesperación, estaba casi listo para cargarla si era necesario, pero ella se levanto en unos pocos momentos tomo su mano y continuo corriendo.

No miraba hacia atrás, mas preocupado por continuar corriendo y no tropezar. Era demasiado torpe por lo que no sería raro que caiga rodando y continuara de esa manera. Sin embargo al llegar a un bazar la chica se freno, haciéndolo frenar a él también.  Sus manos cayeron sobre sus rodillas, su espalda se curvo intentando conseguir un poco de aire, y calmar sus temblorosos músculos. Miro hacia atrás, solo para comprobar lo que ya sospechaba. Nadie los perseguía. Los habían perdido finalmente. Su corazón latía desbocado bombeando adrenalina sobre él. Aunque sus pulmones y sus  músculos lloraban por aire y un poco de descanso.  Nunca había corrido de esa manera, ni siquiera cuando escapaba de los guardaespaldas de su padre para evitarse ser ''el hijo del senador''. Apenas levanto su cabeza para mirar a la chica, mientras intentaba recobrar el ritmo de su respiración. Realmente correr con traje y zapatos era la peor idea que alguien podía tener.  La chica sonreía y a pesar de que susurro estaban lo suficientemente cerca como para escucharla. Eso lo hizo pensar que seguramente esta no era la primera vez que la chica escapaba de algo así.  

Intento enderezarse, con la adrenalina recorriendo su cuerpo, ni siquiera podía recordar por completo que estaba haciendo antes de escaparse. Miro a la chica que le agradecía, con una sonrisa para luego preguntarle si estaba bien. Sonrió y se miro a si mismo, sus zapatos estaban sucios, su traje arrugado, su hombro dolía un poco tal vez por algún golpe, su mano estaba bien aunque colorada, pero no iba a darle un detalle de su estado a la chica. Por lo que sonrió y asintió-  si, estoy bien- dijo soltando aire y continuando en el esfuerzo que le llevaba mantener su respiración calmada. La observo a ella en ese momento de arriba abajo intentando buscarle que también estuviera bien, pero le noto unos raspones en las rodillas-  tu... estas bien? deberíamos curar eso- dijo señalando sus rodillas. Pero en cuanto lo dijo se sintió estúpido, no tenia porque incluirse en curar los raspones de la chica, además como podía preguntar si estaba bien, si acababa de intentar ser capturada por unos tipos. Sacudió su cabeza maldiciendo su estupidez

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Kim Min Hee el Dom Feb 22, 2015 9:15 pm

No estaba segura de que pasaría  si aquellos hombres les hubiesen alcanzado, por lo que me contentaba el hecho de haberlos perdido. … Bien, eso fue más fácil de lo que espere …pensé. -¿Seguro? Que alivio. Aunque se nota que debes prestar más atención a tu condición física, realmente pareces agotado solo con esa carrera- dije como una especie de broma por su semblante agitado. Mientras él se erguía, no pude evitar examinarlo con la mirada, aquel chico era por lo menos 20 centímetros más alto que yo. …¿Por qué la mayoría era tan alto en este lugar?.... Reparé un poco más en su aspecto ahora que estaba cerca, aquel traje de costoso aspecto, junto a su melena que parecía cuidar bien a pesar de ser hombre, fueron suficientes como para que me diera una idea de que clase de chico probablemente era, inconscientemente aquel instante  desvié la mirada colmada de una extraña combinación entre “vergüenza” y “repulsión”… Es desagradablemente atractivo… Pensé mientras él se dirigía a mi.

-Curar ¿Qué cosa?- seguí su dedo hasta la zona de mis rodillas, había olvidado aquellos raspones, molestaban poco a pesar de todo. -Oh esto. No, esta bien no es nada, ni siquiera molesta- dije comenzando a agitar una de mis piernas flexionando la rodilla un par de veces, lo que provocó que frunciera apenas el ceño debido al dolor -So- Tch, solo deberé limpiarlo. Por lo demás estoy bien- afinqué el pie sobre el suelo y procedí a sonreír tranquilamente al apreciar la acción del chico. Giré mi vista a ambos lados de la calle, en búsqueda de alguna tienda en específico. -Espera un momento- dije antes e alejarme en dirección a un pequeño establecimiento que tenía pintas de kiosco, compré con algo de efectivo un par de bebidas para regresar frente al joven. -Ten. Antes, lamento haber tirado tu bebida, supongo que ahora debes estar aun más sediento- extendí la lata de gaseosa hacia él, mientras recordaba el bublbe tea derramado sobre el suelo.

Abrí mi lata dejando salir el característico pitido del gas, para beber un poco. -Refrescante- musité. -Debo decir que por un momento creí que no me ayudarías y terminarías entregándome a esos hombres, resultó bueno que hicieras lo contrario- era sincera después de todo cualquier persona lo habría hecho, yo era una extraña, esos hombres daban miedo, así que sería lógico que tomasen una decisión parecida. -Soy Min Hee, un placer- me atreví a presentarme simplemente al considerar aquello sobre los extraños. Mientras extendía mi mano un grupo de chicos tropezaron conmigo, por lo que me moví ligeramente hacia delante, aunque gracias a un buen trabajo de mis reflejos evité que la bebida se derramara sobre el traje del chico. -Uffs. Estuvo cerca, las personas en estos lugares son un tanto descuidadas.- opiné con descaro viendo como aquellos jóvenes seguían su camino sin siquiera inmutarse con alguna disculpa. Deje salir un suspiro pues ya no había nada que hacer y volví a tomar otro poco e soda. -Por cierto- me aleje unos pasos para restablecer la distancia, volviendo la vista al castaño con una mirada curiosa. -¿Ibas a algún lugar importante? Lo digo por ese traje- Indague con cierto recelo, sin querer ir mas allá del momento. No nos  conocíamos y supuse que le resultaría algo  incomodo,   aun así mi lado amigable me impulso a dar ese  paso.  

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Lee Dae Hyun el Lun Mar 09, 2015 12:51 am


Alzo una ceja un poco asombrado por la confianza de la chica al bromear con él de esa manera. Pero era cierto, había perdido parte de su estado físico, haber estado tanto tiempo en el hospital junto a su hermana, el comenzar a fumar, no ayudaban mucho. Aunque en su defensa no tenía planeado escapar de nadie, por lo que no había razón para mantenerse activo. ‘’ solo con esta carrera’’ eso simplemente lo hizo reír y negar con la cabeza. Al parecer la chica estaba más acostumbrada a estas cosas, lo que había que admitir le daba muchísima curiosidad.

Se quedo observandola, se notaba que solo eran raspones, pero no podía negarse que debía doler. No importa lo fuerte que quiera aparentar la chica que era, pudo notar el pequeño gesto de dolor. Pero antes de que pudiera decir algo la chica ya se estaba yendo, dejándolo en el lugar esperando. Negó con la cabeza confundido, esa chica iba a ser un dolor de cabeza si empezaba de esa manera. Se quedó en su lugar, aunque probablemente podría haberse marchado tranquilamente. Pero por alguna razón sus piernas se habían quedado estancadas esperando por la chica. Ella no tardó en llegar, con bebidas. La escucho disculparse mientras tomaba la gaseosa que ella había comprado. - gracias- dijo con una sonrisa. Puede ser que el bubble tea no haya sido para él, sino un capricho de su hermana menor y que Dae Hyun, como siempre, quería consentirlo, pero ahora estaba sediento y no iba a negarse.

La observó unos segundos, intentando decidir con el espécimen que se había cruzado. Hasta que él mismo abrió su gaseosa, negándose sin poder sacar una conclusión. Le daba su primer trago a la gaseosa sintiendo el gas deslizarse por su garganta, mientras la escuchaba. Lo cierto es que por momentos se lo pensó, lo analizo, no ganaba nada ayudando, incluso si no lo hacía en estos momentos estaría en el hospital tranquilo con un bubble tea, en lugar de en pleno Gagnam con una desconocida. Sin embargo el pensar porque la perseguían esos hombres le daba mucha curiosidad, y debía admitirlo un poco de miedo. - a veces tengo brotes de bondad- dijo más para sí mismo que para ella, intentando darse una explicación de por qué lo había hecho. Escucho su nombre, pero en el momento en que iba a tomar su mano un grupo de chicos la empujaron por lo que terminó tomándola del brazo para ayudarla, mientras la chica logró enderezarse sin mancharlo con su gaseosa. La dejo ir para que ella pudiera volver a tomar distancia , mientras seguía despotricando contra los chicos. Una sonrisa tonta se le dibujó notando que la chica hablaba demasiado- Dae Hyun, un placer MinHee- dijo presentándose finalmente y dando un sorbo nuevamente a su gaseosa.

Se miró a sí mismo con el traje, e inconscientemente se despeinó un poco apenado- En realidad vengo de una reunión algo aburrida- le contestó con franqueza dejando su cabello- ahora… es muy atrevido preguntar ¿de quienes corríamos?- dijo finalmente sin poder contener su curiosidad, pero con la tranquilidad como si estuvieran hablando del clima.

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Kim Min Hee el Jue Mar 12, 2015 10:12 pm

Debía admitir que su intervención había sido por demás sorpresiva e inesperada, pero de no ser así no estaría tan “tranquila” ahora mismo. -“Brotes… de bondad”… Suena bien, aunque deberían ser más que solo “a veces”- sonreí bromeando una vez más por su curiosa forma de verlo. Yo inevitablemente cuando veía a alguien en una situación difícil si podía intervenir lo hacía, ”Empatía”, le decía, pero de alguna forma en ocasiones rozaba con la intromisión, sin embargo eso no evitaba que lo hiciera a la final. -Igual…Siento que hayas tenido que tomarte la molestia de... Bueno, ayudarme. –  Murmuré, volviendo a probar la refrescante gaseosa. Tras escuchar su nombre asentí levemente repitiendo su nombre en mi cabeza un par de veces para no olvidarlo. -DaeHyun? - cuestioné en voz alta, entonces miré una vez más al joven por alguna razón me pareció haberlo oído antes. -Ahora que lo pienso, me pareces familiar, pero…- ladeé mi cabeza y entrecerré un poco los ojos para acercarme más al chico como si eso ayudara a mi memoria. -Mm, bueno Seul no es tan grande después de todo- dije encogiéndome de hombros, regresando a mi postura inicial, quizá solo ¿Lo había visto en alguno de mis trabajos anteriores y por eso se me hacía familiar su nombre? O puede que solo me lo haya topado en el bus, en fin había muchas opciones así que debería restarle importancia a ese detalle.


Tengo hambre… me lo recordó un apenas perceptible crujido de mi estomago, -Oh,- hurgue en mi pequeño bolso  hasta toparme con un pequeño paquete de golosinas. Genial! lo saqué abriéndolo inmediatamente -¿Te gustan? Ten, son buenas acompañantes para la gaseosa,.Gomitas ácidas pero al mismo tiempo dulces..- dije ofreciéndole al chico sacudiendo un poco el empaque. Mujer precavida vale por dos… Esperen, dije ¿precavida? No, debí de equivocarme de persona, no soy precavida. Introduje un par en mi boca provocando que realizara un gesto amargo y fruncido que poco a poco se fue suavizando al sentir el sabor dulce de la goma.-Esta estaba más ácida de lo que pensaba- como era costumbre dejaba escapar cualquier clase de pensamientos, pero no me culpo, después de todo a veces me cuesta diferenciar…Incluso a mi madre le gustaba que fuese así, por lo que en momentos similares podía recordar su vivaz risa, que aunque me hacia enojar por contraparte me agradaba hasta el punto de hacerme sentir mejor.

-¿Reunión aburrida?- desvió su atención a DaeHyun, imaginando a que clase de reunión se refería, no parece ser mayor que yo, así que dudaba mucho que fuese de trabajo, ¿De amigos quizá? Ó.. - ¿Una entrevista? Si es así, comprendo a las pocas que he ido son muy aburridas- comenté apenas consciente para dar el último sorbo de la gaseosa, aprovechando para alzar la mirada, y contemplar las nubes durante unos segundos, estaban grises lo que indicaba solo una cosa... Lluvia... precisamente no había traído un paraguas conmigo, pero no importaba probablemente faltaba mucho para que siquiera comenzara a llover. Bajé de nuevo la mirada moviendo un poco la lata para corroborar que ya se encontraba vacía y entonces escuché aquella pregunta, -¿Eh? Cof, cof..- me atoré un poco con la bebida al escucharlo, aunque era una pregunta más que predecible no pude evitar sorprenderme. -Mhm, perdón. ¿Esos sujetos? Son…solo unos pervertidos, supongo- respondí con una sonrisa levemente nerviosa.


Recordé repentinamente al último de ellos,... Cha Jin Soo ...pronuncié su nombre en mi cabeza, era un sujeto despiadado al que odiaba con toda razón.... Tengo un problema... pensé. Pero todavía no estaba segura de lo grave que era. Era consciente de que había recibido de él amenazas terribles tiempo atrás. Una parte de mi decía que no le prestara atención...: Que algo te incomode no significa que debas ignorarlo... me reprendí, pero no tenía idea de cómo reaccionar. Resoplé una vez y dejé que mis pensamientos afloraran. El mal sabor de boca, los sentimientos encontrados, el enojo se esparcía desde mi pecho hasta las extremidades y se reflejaba quizás en la mirada, mi boca por inercia se veía curvada hacia abajo, solo podía apretar con fuerza la lata entre mis manos, susurrando algo bajo. -Otra vez…-  A mi mente vinieron esos recuerdos, recuerdos de mi madre desesperada por protegerme de ese sujeto, y sentí como si mi garganta se raspara de solo recordar por igual cuantas veces no le pedí a gritos a ese hombre que la dejara libre una y otra vez la última vez que ví a mi madre. Me sentía tremendamente vulnerable en ese momento, como odiaba sentirme de ese modo y ser presa de unos cuantos temores que inevitablemente ahí estaban y ahí estarían.

De golpe Salí de mis pensamientos y sacudí un poco la cabeza para luego mirarlo. -Tienen pintas de ser peligrosos ¿No es así? – comenté haciendo un esfuerzo por recuperar alguna sonrisa “normal”. -Quizá.. Debería denunciarlos a la policía.- solo por decir…al final sabía que no podría hacer eso, no quería cruzarme con la estación de policía en muchisimo tiempo, debían tener algún historial sobre mi, o a menos de mi antigua yo, además eran los responsables de lo que era mi vida ahora. Arrojé la lata a un cesto de basura afortunadamente con buena puntería. De nuevo rebusqué en mi bolso tomando el móvil, lo miré y noté que aun era “temprano” . -¿Uh? Llamadas perdidas?- tenía alrededor de 10, pero desconocía el número así que supuse que se habían equivocado, me encogí de hombros y antes de que pudiese decir algo más nuevamente un crujido, esta vez mayor, de el estomago me interrumpió. Coloqué mi mano libre sobre el abdomen. -Lo siento, parece que las gomas no fueron suficiente- admití con una tenue sonrisa, pues estaba algo avergonzada.

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Lee Dae Hyun el Mar Mar 17, 2015 1:09 am


Asintió ante su nombre, pero al ver a la chica que lo miraba extraño y se acercaba fue retrocediendo su rostro poco a poco. Por unos momentos se analizó si tal vez él debía reconocerla a ella. Intento hacer un repaso rápido de las chicas con las que estuvo desde que había vuelto a Corea, pero para ser honesto se acordaba sólo de unas pocas y ninguna de ellas era como la chica frente a él. Además el hecho de que ella no lo reconociera en ese caso, solo significaba que lo reconocía por lo mismo que las otras personas. Era el hijo del Senador, quien salía en cada foto, programa, anuncio político, junto a su padre. O tal vez por las tontas fotos como modelo donde su padre lo obligó a posar por el simple hecho de tener buena publicidad con un hijo que ayuda a distintas campañas importantes. Su padre apoyaba a las artes… supongamos que ese era uno de sus lemas, una de las razones por las cuales el chico se veía obligado a tantas cosas. Parte de él comenzó a preocuparse , como siempre lo hacía cuando se trataba de su apellido, no queriendo ser reconocido. Cuando la chica lanzó nuevamente su comentario y se alejo, el chico dejó escapar un suspiro aliviado dándose cuenta que había estado conteniendo el aire un poco nervioso por tal tontería. - dicen el mundo es un pañuelo- dijo encogiéndose de hombros y tomando nuevamente un sorbo de su gaseosa para disimular un poco.

Presiono sus labios, mientras la chica rebuscaba en su bolso. Curioso observaba qué diablos podría llegar a sacar en ese momento la chica. Era un verdadero enigma esa chica, tan poco predecible que le resultaba hasta graciosa. Ella sacó un paquete de gomitas, casi como si leyera sus pensamientos. Aquellas gomitas eran de sus golosinas favoritas, por lo que por más que el protocolo dijera que debía rechazar ofertas de desconocidos, tomó una. Porque para ser honesto Daehyun no era de seguir el protocolo, en casi ninguna situación; y ademas ya no era una desconocida, era MinHee la chica loca que lo había hecho correr de unos tipos que metían miedo. Observó a la chica antes de comer sus gomitas, le resultaba un verdadero personaje salido de algún dorama mas que una persona real. Por lo que soltó una pequeña risa al escucharla, para luego meter sus propias gomitas en su boca, cerrando sus ojos y frunciendo un poco el rostro, hasta que fue tornándose mas dulce el sabor de la golosina. Le agradaba esa sensación, su madre solía compararlo con aquella golosina muchas veces, diciendo que su exterior ácido, sarcástico y desinteresado sólo era la primera parte de él, si uno aguantaba eso llegaría al dulce hijo que ella había criado con tanto amor. Solo su madre, una escritora talentosa como ella podría llegar a hacer una comparación así.

Las gomitas lo habían puesto nostálgico de repente, pero por suerte la voz de la chica llamó su atención de nuevo, volviendo a su fase normal de chico tranquilo. Se rió un poco, no podía verse a sí mismo intentando ir a una entrevista de trabajo como los demás chicos. Para el seria simplemente saludar a distintos amigos de la familia o decir su apellido para obtener lo que quería. Una de las ventajas de ser el hijo del senador Lee. Pero por alguna razón no quiso desmentir a la chica, ni ponerse a explicar que realmente había ido a una reunión de un partido político para apoyar a su padre. Tal vez si estuvieran en Wangjo, o se encontrarían en cualquier otra situación si hubiera ostentado de su situación social. Pero no ahora, no después de haber corrido de unos tipos varias cuadras, como admitir que el hijo del senador había estado corriendo por las calles de la ciudad . Eso no se diría jamás, porque sólo significa buena publicidad para su padre por ayudar a una extraña, sin contar que su familia insistir en que comenzará a salir con guardaespaldas, cuando le había costado demasiado tiempo lograr deshacerse de ellos.- hmm ya sabes entonces, aburridas- dijo desviando su mirada y tomando un nuevo sorbo de su refresco.

Al escucharla a la chica, supo enseguida que mentía, la observó intentando obtener algún gesto que le diga la verdad detrás de la historia. SI hay algo que aprendes cuando vives entre políticos, es a detectar las mentiras, a observar a las personas en su ambiente e intentan reaccionar de la mejor manera para hacerla sentir cómoda. Y si, por más que odiara el trabajo de su padre, había aprendido mucho de él. Alzo una ceja cuando la escucho murmurar. Esa chica era realmente distraída como para no darse cuenta que la observaba tal vez demasiado atento. Pero como ella continuó hablando, continuando su mentira supo que no obtendría la verdad. Lo que estaba bien, supuso, además no iba a insistirle eso solo significaba que algo le interesaba y Daehyun no era de esos. - Claro,deberías hacerlo, tienes que tener cuidado de esos pervertidos- dijo tranquilo mientras que aprovechaba a darle el último sorbo a su gaseosa.

Estaba concentrado en su gaseosa cuando el ruido de la chica lo hizo reír, por mas que ella se disculpó, no pudo evitar continuar con su risa.- esos pervertidos deberían escuchar tu estómago seguro así se espantan- dijo burlón, intentando controlar su risa pero sin tener mucho éxito.- Ven, vamos a comer algo, tonta- le dijo mientras comenzaba a caminar en busca de algún puesto de comida, después de todo el también tenia hambre. Y debía hacer tiempo hasta que fuera prudente volver por su auto cerca del local de bubble tea.

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Kim Min Hee el Miér Mar 18, 2015 1:04 am

Tras la respuesta del chico pude reír un poco. -Jaja, quizá no lo pudiste notar antes, pero las veces pasadas me he defendido muy bien. No me dejaría doblegar fácilmente por pervertidos – bromeé recobrando el humor. La verdad ni yo me creía demasiado que me perseguían unos “pervertidos” y el solo imaginármelos de esa forma solo me causaba gracia. Repentinamente esa risa se fue disminuyendo al que dar en vergüenza por mi inoportuno estomago, pero dejando de lado ese hecho la risa del joven fue lo que me desconcertó …¿Se… Se está burlando de mi? -¿Wae? ¿Por qué te estas…- reñí entre balbuceos esperando que parara de reír. Cuando finalmente abrió la boca comprendí que le causaba tanta gracia. -Yáh!- exclamé propinando un leve golpe en su brazo con mi puño. -No te burles, n-no es para tanto- no es que me lo tomara tan apecho, pero a pesar de que no me consideraba una chica con los mejores modales, esa clase de situaciones de igual modo me hacían sentir apenada y más frente a un extraño, aunque no demasiado claro esta…

Aun así le ofrecí una sonrisa dejando ver que no estaba realmente molesta y más al escuchar su ultima frase. -¿C-comer? ¿En serio? – cuestioné sorprendida mientras le veía caminar. Guardé el móvil en mi bolso y apresuré el paso para alcanzarle. -Ooh!. Es una buena idea, también debes tener hambre. Igual no debía quedarme por aquí, seguramente esos sujetos no se rendirán tan fácil, además te debo una ¿No es así? Así que puedo invitarte a comer ¿Qué te parece? – ya caminaba junto a él y no dejaba de mirar a mi alrededor en busca de algún restaurante. Yacía tiempo que no salía a comer, por varias razones, en primer lugar aprovechaba mi tiempo libre para los empleos de medio tiempo, por otro lado no es que sea “tacaña” pero me conozco, y si salía a comprar comida gastaría demasiado dinero y eso no sería nada bueno para mis ahorros, aparte de que no tenía muchas personas con las cuales compartir y degustar una comida solo no es tan malo, pero con compañía sabe mucho mejor, en fin, por ello no estaba segura de cual lugar era el de mejor sazón o cosas por el estilo.

-DaeHyun-ssi ¿Qué clase de trabajo buscabas? A juzgar por como te vestiste debe tener unas cuantas responsabilidades, o tal vez es más sobre apariencia. ¿Tuviste suerte?- por aquel instante desvié mi mirada hacia el chico una vez más, quizá pensaría que era algo insistente o entrometida, que sé yo, pero de eso se trata la socialización ¿O no?, no es que pretendía que nos volviésemos amigos ni nada, pero sacarle un poco de platica a la persona que me ayudó a salir de ese aprieto no esta de más. Continué con la caminata esquivando de vez en cuando a algunas personas para la visualización de los locales de comida. - Ohm, Jjajangmyun! – exclamé señalando un pequeño restaurante con un aviso de tamaño mediano cerca de la entrada, donde mostraba una imagen ampliada de los famosos fideos negros.

Eran uno de mis favoritos, aunque debo aclarar que prácticamente no hay comida que deteste, así que prácticamente corrí hasta el lugar deteniéndome frente al llamativo cartel. -Extraño su sabor… - susurré relamiendo mis labios mientras miraba la fotografia. Aproveché la cercanía para asomar mi cabeza en la entrada notando algunas mesas ocupadas. -Hay personas… Y la comida tiene buena pinta ¿Te gustaría comer aquí?- me dirigí a DaeHyun con cierto aire de suplica que se reflejaba mayormente en mi mirada. -Bienvenidos, ¿Desean entrar? Tenemos buenas ofertas y el menú es variado- musitó una joven invitándoles a entrar, esta llevaba un traje blanco y negro típico de mesoneros… ¿Ofertas? Esa palabra me gusta… de nuevo volví a mirar al chico esperando su respuesta tratando de disimular la ansiedad.

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Lee Dae Hyun el Miér Mar 25, 2015 3:36 am

Siguió riendo, mientras que se frotaba el brazo en el lugar en que había sido golpeado por la chica. Pero ni siquiera de esa manera había dejado de reír del todo. Tal vez sea que liberar la risa lo ayudó también a liberar parte de la tensión que tenía. Tal vez ni siquiera lo había notado pero realmente haber sido perseguido, después de tanto tiempo y por culpa de una extraña, lo habían mantenido alerta demasiado tensionado. La risa le sirvió para liberarse de todo aquello, por lo que mientras caminaba se sentía mucho mejor.

No se molestó en esperarla ya que al poco tiempo, ya la tenía a su lado… hablando para variar. La escucho mientras sonreía,la chica seguía insistiendo en pagarle cosas, simplemente por haberla ayudado a correr. Como si el de verdad necesitará que le pagaran algo, sabiendo que si querían podían ir al restaurante más lujoso de Seúl y solamente tendría que decir quien era para tener la mejor mesa del lugar. Pero era raro por una vez buscaba trabajo, o que le paguen las bebidas o la comida. Era un poco divertido jugar a ser un chico común de clase media baja. Por lo que mirándola simplemente asintió con la cabeza.- no me debes nada, pero no me voy a negar a una invitación de comida - comentó para luego desviar nuevamente su mirada hacia el camino.

Buscaba por un lugar para comer, realmente tenía hambre y necesitaba un lugar rápido. La voz de la chica volvió a resonar a su costado,por lo que se vio obligado a mirarla , aunque estaba seguro que si no comentaba nada, la chica igual encontraría algo para seguir hablando. Sonrió ante ese pensamiento mientras intentaba buscar una excusa. Podría decir que le fue bien, después de todo había logrado salir antes de la tediosa fiesta. Podría decir que su trabajo era en política. Pero era demasiado, ¿ se puede tener una entrevista para entrar en un partido? eso no lo sabía, él había nacido y simplemente pertenecido a esas cosas. E incluso si quisiera hacer cualquier otra cosa, las entrevistas solo seria por protocolo porque con su apellido su lugar estaba asegurado. Excepto claro en lo que realmente quería, pero para ser jugador profesional no necesitaba una entrevista pero sí una prueba o que lo vea alguien de algún club importante. Pero su padre ya había prohibido eso. - Espero haberla tenido, ya sabes que no sabes hasta que te llaman- comento dejando al aire varias cosas, sin dar una respuesta directa. Y siempre podría decir que es como modelo, ya que por petición del senador había trabajado en una campaña hace poco. No sabia si volvería a ver a la chica, pero no es como si fuera a hacerlo siempre por lo que porque no divertirse fingiendo ser alguien que no es por un rato.

Su mirada estaba puesta en una chica que había pasado por su lado, cuando nuevamente la voz de MinHee llamó su atención. Ella había encontrado un lugar, lo que realmente podía hacer saltar a su estómago de alegría. La siguió acercándose al restaurante demasiado feliz y casi pudiendo saborear la comida en sus labios. La chica parecía rogarle por entrar, aunque realmente no lo necesitara ya que el chico también moría de hambre, aunque tuvo que ver varias veces el interior del restaurante sabiendo que estaba lejos a los que él acostumbraba a visitar. Fue interrumpido por uno de los trabajadores del lugar quienes les ofrecía a que entraran y promocionaba un poco el lugar. Miro al mesero y luego a MinHee para finalmente sonreír. - Si, Gracias. Una mesa para dos, por favor- Dijo mientras se movía a un lado para que la primera en ingresar al lugar sea la chica. Algunas de las costumbres que su madre le había inculcado para que sea caballero no se le borrarán jamás.

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Kim Min Hee el Dom Mar 29, 2015 9:27 pm

-Si!- dije contenta mirando con una sonrisa al mesero a quien también le había agradado la respuesta y con un simple movimiento les volvió a invitar a pasar, esta vez con mas insistencia esperando a que no cambiaran de opinión. Ante la cortesía del chico pase sin dudarlo observando a mi alrededor, el lugar no estaba tan mal, aunque se veía muy sencillo y humilde, pero mi atención estaba en los platos de comida que tenían los demás comensales.  ¿Qué debería pedir? me preguntaba una y otra vez, hasta llegar a la mesa que ocuparíamos, tome asiento para luego notar como el mesero extendía el menú, y entonces solo lo rechacé negando con ambas manos. -No es necesario, ya se lo que quiero. Dos platos de Jjajangmyun para mi por favor- le indiqué con una sonrisa a lo que simplemente lo apuntó en su pequeña libreta, -¿Y usted que desea?- cuestionó dedicándole su mirada a DaeHyun. Tras tomar su orden solo se marchó a la cocina aclarando antes que no tardaría su pedido.


-Espero que de verdad no tarde- comente sujetando mi abdomen que no paraba de manifestarse ahora más con tantos olores a mi alrededor. Me había quedado mirando a la nada antes de que llegara el almuerzo, el hambre era tal que comenzaba a sentirme enojada por lo que decidí callar y así pasaron varios minutos. Cuando finalmente llegó el mesero con su pedido, olía exquisito, se me hizo agua la boca y no aguanté mucho para darle un bocado a los deliciosos fideos. -Hmm, aunque tienen un sabor peculiar, no están tan mal- fruncí el ceño ligeramente por aquel agrio sabor, pero aun así no deje de comer. -Por cierto, te deseo suerte con el empleo, por lo general cuando usan el “te llamaremos” en ocasiones suelen indicar que no pasaste, pero no te desanimes quizás no sea este tu caso- opine a su respuesta anterior, hablando más que todo por mi propia experiencia.

- Oh, mi estomago ya duele, creo que comí muy deprisa, ¿Cómo esta tu comida?- le dije mientras iba ya por el segundo plato de fideos. Justo en aquel momento mi móvil comenzó a sonar, tomé una servilleta limpie un poco mis manos y tomé el aparato mirando el numero en la pantalla... Desconocido de nuevo… extrañada atendí la llamada. -H-hola?- a penas respondí tuve que separar el móvil de mi oído ante tales gritos. -E-espere, yo…- un sin fin de reclamos prosiguieron haciéndome caer en cuenta de que trataba. -Oh!! Lo siento, lo siento mucho, no tardaré lo prometo- me disculpe varias veces al tiempo que realizaba algunas “reverencias” como si la otra persona pudiese verme; estaba realmente apenada así que no tarde demasiado en colgar. Guardé el celular y lleve ambas manos a mi rostro. -¿Cómo pude haberlo olvidado? Tonta, tonta memoria…- me reprendí en voz alta, para tomar rápidamente el ultimo bocado que yacía en mi plato.

-Tendré que pagar ahora mismo… Pe-pero puedes seguir comiendo tranquilo- le indiqué al joven, procediendo a revisar mi bolso buscando el dinero. ¿Eh? ¿A dónde ha ido mi efectivo?... el bolso no era tan grande para extraviarse…Entonces repasando mentalmente recordé que el único efectivo que tenía lo había usado para comprar las bebidas. Rebusque un poco mas y hallé mi tarjeta, en la que tenía algunos de mis ahorros. Suspiré profundamente y me levante para buscar al mesero que me guió amablemente hasta donde debía pagar. -No sé porque se me ocurrió invitar una comida… ahora debo reponer este dinero- repito no es que sea tacaña, pero estos ahorros están destinados a una gran causa. Una vez que saldé la deuda, de camino a la mesa para despedirme, mientras guardaba la tarjeta me percaté de otro problema. -¿Qué? Esto no puede estar pasándome…- detuve mi andar unos segundos para buscar mi pase de autobús…¿Dónde demonios esta?!! Si hoy mismo lo use…. resignada, regresé a la mesa tomando asiento. -¿Otoke?..- susurré cabizbaja.

Elevé la mirada tras otro suspiro y la fije en el chico, en ese instante una idea apareció, por lo que mi semblante apenas mejoró. Sin embargo, lo que estaría por hacer esta completamente fuera de mis principios, o debería decir de mi orgullo. -Antes recibí una llamada de uno de mis jefes, había olvidado que debía presentarme hace una hora a un empleo…Así que…- realmente no pensé que me resultara tan difícil, quizás deba adjuntarlo al hecho de que recién lo conozco y lo que pediría no es algo que se hace a menudo a un extraño. Respiré profundo, mientras apretaba mi falda con los puños para animarme, visto desde otra perspectiva a lo mejor parecería que estaba a punto de “confesarme”. -Así que debo llegar allí pronto, pero…DaeHyun-ssi …¿Puedes prestarme dinero para el bus?!- pedí por fin observando fijamente al joven, esperando que fuese capaz de cumplir mi petición.

Volver arriba Ir abajo

Re: Saved {L}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.