Bienvenidos
Invitado
Wanjo school, un lugar donde los hijos de los mayores empresarios del país se preparan para el futuro. Ahora que los becados son aceptados la guerra comienza ¿serán capaces de ganarse un lugar? únete y lo sabrás.
Ultimos Temas
Actualizaciones
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Normal]
Lun Nov 09, 2015 8:31 pm por Invitado

» Estudiante de intercambio?
Sáb Mayo 30, 2015 8:30 am por Hideoka Aiko

» ¿Que estas pensando?
Sáb Mayo 30, 2015 8:03 am por Hideoka Aiko

» Que estas escuchando
Sáb Mayo 30, 2015 8:00 am por Hideoka Aiko

» Petición de pj
Dom Mayo 17, 2015 2:35 am por ImJinAh

» Undercover {{Libre}}
Dom Mayo 03, 2015 7:09 am por Jung Min Sook

» Scene of Stars {Élite}
Lun Abr 20, 2015 9:55 pm por Invitado

» The wings of cambaral (Afiliación normal)
Lun Abr 20, 2015 3:59 pm por Invitado

» Magic is Might (Retirar el botón - Normal)
Dom Abr 19, 2015 2:51 am por Invitado

Atajos
Links Rápidos
Administración
Da Click en las imagenes
Búsqueda
Personajes Canon
Disponible
Disponible
Disponible
Disponible
Disponible
Disponible
Awards
Pasa el puntero por las imagenes
Nuestras Tramas
Da click en el nombre
Clima y Estación
Nos encontramos en...
Primavera
Los meses de marzo a mayo son primavera en Corea. En primavera brotan todos los árboles e hierbas, pero el tiempo es caprichoso. Se presentan fenómenos naturales como una gran oscilación térmica diaria, sequedad, viento arenoso y viento foehn.
Redes Sociales
Los invitamos a seguirnos
Crédito
Queremos agradecer a...
El skin del foro fue creado por Maely exclusivamente para Wangjo School. Tienen prohibida su reproducción parcial o total. Si deseas algo del skin habla directamente con la creadora dando click en su nombre. La historia, personajes predeterminados y contenido es creación del staff de Wangjo School, no copies ni re mezcles el contenido. Muchas gracias a todos los usuarios del foro por registrarse y hacer de esto una pequeña familia.
El foro se visualiza mejor con Google Chrome
Afiliados Elite

26/77
Image and video hosting by TinyPic aepfd4.jpg




Afiliados Hermanos
Directorios y Recusos

Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Mensaje por Uhm Dal Soo el Mar Mar 10, 2015 2:42 am

La expresión de su rostro era un verdadero poema mientras observaba con enfado el proceder de dos estudiantes que posiblemente tuvieran su edad, sin embargo el no era más que un simple mirón, por así decirlo aunque la situación era por lo demás extraña. Lejos de hacer algo más el habría decidido tomar un pequeño paseo por los jardines, una breve caminata acompañada de una amena lectura de uno de sus libro favorito, hasta ahora todo había salido bien. El clima era agradable, el número de personas, si es que se les puede llamar así al resto de humanos a su alrededor, era aceptable, incluso habría encontrado una pequeña sombra debajo del tronco de un árbol. Incluso el libro era perfecto, su copia favorita de “El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde”, misma que poseía desde hace años estaba en sus manos, las hojas del mismo estaban algo amarillentas por el tiempo, la pasta algo desgastada y quizá donde el uso era más notorio era justamente en el lomo del libro que presentaba ya las marcas de las veces que sus páginas habían sido abiertas. 

Aquella perfección sin embargo era una efímera ilusión que de inmediato se había visto truncada por la presencia de dos adolecentes en un árbol cercano a él, primero los ruiditos de voces traviesas propias de la relación del noviazgo, adulaciones empalagosas y sin sentido que eran las mentiras mas prefabricadas por el cerebro humano que podían existir cosas tan ridículas como. “Eres la más hermosa del mundo”, ¿Cómo si en realidad quien la dijera hubiera para iniciar conocido el mundo?, sus ojos se habían cerrado con molestia y posteriormente volvieron a su lectura. En su mundo aún era perfecto, el primero de los misteriosos procederes del Dr Jekyll estaba en proceso, ese comportamiento raro que convertía a un hombre cálido y dulce lentamente en un extraño monstruo. 

De pronto una suave voz llamó su atención, una chica, esta extendía con sus manos una pequeña hoja doblada a la mitad hacia Dal Soo, seguida de las palabras “Tu, me gustas” era una típica confesión. El castaño se quedó mirandole pensativo, no es que realmente lo estuviese pensando, no había nada que pensar, pero aún para negarse procuraba buscar las palabras adecuadas para no lastimar tanto los sentimientos de aquella bella jovencita. —De verdad agradezco estas agradables palabras – hizo una pausa, mientras miraba el sobre y la carta perfumada que yacía en sus manos, y redirigió la mirada a los orbes de la chica —Y lamento no poder darte una respuesta afirmativa— declaró, observando como el gesto tímido de la chica dio un cambio radical, pasando de la sorpresa a la desesperación. -P-pero, yo de verdad- alegaba tratando de convencerlo en cambiar de opinión, pero estaba más que claro no lo lograría, no hacía eso por una chica desde hacía mucho, no quería una relación formal y ella no sería la afortunada que lo haría cambiar de opinión. Negó suavemente con la cabeza, manteniendo aquella falsa sonrisa reconfortante mientras entrecerraba sus ojos. "No quisiera continuar con esto, mientras más rápido lo comprenda mejor"  pensó, y como si de una plegaría se tratase, para cuando sus orbes bicolores reaparecieron mirando a la escena, la chica, ahora cabizbaja decidió retirarse -gracias por tu tiempo- fue lo ultimo que dijo antes de abandonar el jardín, casi corriendo.

El chico volvió con su libro, mientras la observaba irse, quizás fue su imaginación, pero la vio limpiar algunas lagrimas en su camino. No es que le gustase rechazar a cada chica que lo citaba para declarársele, pero, aunque ellas lo viesen mal al final, era mejor que se mantuvieran lejos de alguien que seguro no tomaría en serio una relación de ese tipo, siendo que no estaba enamorado. Nuevamente escuchó a la pareja, su concentración habría luchado con el ignorar aquellos sonidos, que de a poco pasaban de palabras a movimientos labiales y bucales que producían ruidos incómodos, la realidad es que fuera lo que se trajeran esos dos era asunto de ellos, eso era verdad, ¿Pero, por qué habrían de amargar su vida?, la pregunta se cruzo como un relámpago por su mente y para terminar alzo su vista a donde aquellos dos, la chica estaba sobre las piernas del chico, de frente justamente y el movimiento de las manos de él sobre su espalda produjo una sensación de nausea tan solo a la vista. 

—Hey ustedes dos, ¿podrían buscarse un cuarto de hotel?.—exclamó con esa voz despectiva serena y hasta un poco fría pese al enfado del momento, la respuesta de la “feliz pareja” fue únicamente el detener sus movimientos dirigiendo esa mirada de reproche que solo tienen los niños cuando una travesura les es descubierta pero igual no le importa.—No olvídenlo, si aliento la reproducción de las sub especies como ustedes será la pérdida de la especie humana.— Clamo finalmente provocando que la chica se levantara y balbuceara algo que para el no tenia importancia, en aquel momento su enfado era palpable y termino por ponerse de pie al ver al acompañante de la mujer hacer lo mismo.  , pensó para sus adentros sonriendo con cinismo y dirigiendo entonces la mirada a la más débil de los dos dispuesto a atacar cual depredador como solía hacerlo cuando realmente quería causar problemas. En su mano diestra aún llevaba el libro ahora cerrado con el índice y medio entre las páginas a manera de separador, y en el momento justo en que el chico se acerco sus labios se abrieron nuevamente. —Eres fea, con razón el estaba con la pelirroja en la azotea el día de ayer.— dijo son siquiera medir la consecuencia de sus palabras, aquello funciono y la débil mental pequeña se echo a correr provocando la sorpresa de su defensor y pareja que solo dirigió una mirada enfadada y dio un golpe al brazo del agresor. Aquella acción provoco que su libro saliera volando, de entre todas las cosas era quizá lo más preciado que tenia con él y lo había arriesgado sintiendo de inmediato culpa, no por la chica o por arruinar el día de alguien si no por su ejemplar. 

—Por fin algo de paz.— dijo para girar buscando el libro que sin embargo no encontraba y mientras aquello comenzaba a desesperarle su amor propio cedió bajando y comenzando a “gatear” sobre el césped con la intención de encontrar aquel preciado objeto que se encontraba perdido o quizá a merced de algún extraño… 

Volver arriba Ir abajo

Re: Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Mensaje por Kim Min Hee el Vie Mar 13, 2015 3:23 am

[justify] Me encontraba saliendo de la clase de matemáticas, una materia odiada por la mayoría de los estudiantes . No podia negar que  me sentía tan superior al sentir las quejas de los compañeros cuando era quien siempre respondía con perfección y rapidez todo problema que se me presentara.  Quizás por eso también obtenía los malos tratos y las constantes bromas pesadas aunado al hecho de ser una Humble People. Según había dicho el encargado de la clase la próxima hora ibamos a tenerla libre. La cuestión es que el profesor faltante dejo un trabajo practico para terminar, cosa que hice velozmente para poder irme con permiso al jardín, ya que lo siguiente era simplemente esperar el recreo. 

Obviamente me encontre con algunos chicos en el camino que debía recorrer en aquellos largos pasillos, por más prestigiosa que sea la academia era inútil pensar que sus alumnos iban a ser tan intachables como la reputación del establecimiento escolar. Los jóvenes siempre encuentran la manera de escabullirse y pasear por allí.  Por fin llego al bello jardín. El cansancio de tanta caminata me ayudo a controlar los humos que poseía en un principio tratando de convencerme nuevamente de lo peligroso que era ir con una actitud así por el mundo, al menos dentro del colegio, los problemas innecesarios eran los más fáciles de evitar para la gente inteligente.... “Solamente no dejes que el orgullo te pudra el cerebro" ... decía mi madre.

Lo primero que sentí al fue el aire cálido acariciando mi rostro en un movimiento, que a pesar de ser rápido fue también delicado. El aroma dulzón de las flores, quizás lo más característico del lugar, se impregnaba en mi pequeña nariz . -Es uno de los lugares que más me gusta de esta escuela tonta- suspiré y continúe caminando. --mierda- murmure fastidiada mientras fruncía el seño al encontrarme a lo lejos con un dúo acaramelado hasta llegar a niveles obscenos y repulsivos. Pensaba desviarme a otra dirección, después de todo el terreno era bastante amplio. Pero fue un golpe seco lo que me obligo a voltear la cabeza. Escuche un par de exclamaciones y en ese lapso de pocos minutos en los que me había alejado a penas, algo sucedió con la pareja que rebalsaba de cariño, la escena con la que me encontre fue la de una chica alejándose corriendo de forma tan melodramática y absurda ¡La líder de teatro le hubiera dado una cachetada a esa muchacha por tal mala actuación!....  Si es que la era, caso contrario… esa mujer no sabía llorar decentemente ya que emitía una especie de gorgoteos horrendos con la garganta. 

¿El caballero estaba siguiendo a su damisela? Llegado este punto no sabía si reírme disimuladamente o simplemente partirme en dos entre carcajadas allí mismo, pero la escena poseía un tercer integrante que por alguna razón no había advertido su presencia hasta ahora. No conocía a ese muchacho, pero probablemente él había sido el causante del rompimiento tan tele novelesco de ese dúo… Finalmente comence a caminar en dirección al muchacho preguntándome si sería así o no. ...¿Por qué esta gateando?... pense mientras apresuraba solo un poco el paso, entonces fue que llegue lo suficientemente cerca para reconocer mejor las facciones del chico que al parecer estaba tan concentrado buscando ese algo que ignoraba por completo mi presencia tan cercana. Iba a abrir la boca para saludarlo, o para preguntar que era aquello que tanto necesitaba como para ponerse a gatear en el piso. 

Pero mi mirada se desvió solo por un instante,  esa decima de segundo fue suficiente para encontrarme con algo que llamo inevitablemente mi atención, un libro. Me acerque rápidamente para tomarlo entre mis manos. -Supongo que esto es lo que buscas.- dije por fin al muchacho, no estaba nerviosa ya que hablar con desconocidos me resultaba sencillo luego de tantos años de socializar con todo tipo de personas, mientras mantenía aquél objeto contra mi pecho.-- Mucho gusto, me llamo Minia Hee- [justify]

Volver arriba Ir abajo

Re: Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Mensaje por Uhm Dal Soo el Mar Mar 17, 2015 1:56 am

La vergonzosa postura poco le importaba, lo realmente importante en esas situaciones es conseguir lo que se busca, después de todo el fin debe de justificar los medios, aquella frase tan esplendida era la justificación que su orgullo se daba, sus manos enguantadas pasaban por el césped y aquella textura que generalmente era ignorada debido a que no solía arrastrarse por esa clase de sitios, sus ojos revisaban el terreno y en su mente trataba de repasar las trayectorias posibles para que hubiera terminado tan importante manuscrito, sus puños se apretaron con cierto enfado, al momento que terminaba por levantar la mirada y dirigir con bastante enfado esta a donde la pareja se retiraba, la realidad aquello era su culpa sin embargo él no estaba completamente dispuesto a aceptar aquello.

Sus intentos continuaron y mientras lo realizaba su mente repasaba aquel momento en que habría comprado aquel libro, la realidad es que para él era mucho más fácil tomarle cariño a las cosas que a las personas el ejemplo más clásico y más típico es que de entre todas las personas que habrían pasado por su vida, ninguna había sido tan cuidada y tan expuesta como aquel libro de paginas amarillentas que ahora extrañaba mucho más de lo que le interesaría saber sobre alguno de sus amigos de la escuela elemental o alguna de las chicas que habrían pasado por su vida. ¿De verdad ahora resulta que el tipejo ese le pego tan fuerte?, se pregunto mentalmente para después continuar con su búsqueda, lo cierto es que sentía un cierto remordimiento que provocaba que su respiración fuera lenta, como si estuviera caminando sobre vidrios rotos o a punto de saltar de una altura considerable.

Una voz rompió su soliloquio provocando en ese instante que su mirada se alzara, una joven de apariencia peculiar se hallaba en aquel sitio y su mirada como siempre dedico un vistazo rápido de arriba abajo y después en sentido contrario, tratando de valorarla por su aspecto. Sus rasgos eran delicados y no podia negar el hecho de que era atractiva. Sus ojos bajaron entonces a lo que ella le mostraba, su mano diestra entonces se extendió tomando el libro y acercándolo a el cual si se tratara de alguna especie de tesoro, su cerebro reacciona de inmediato haciéndole notar que estaba mostrando de mas.

Su figura se levanta en aquel instante y mientras sus parpados se cierran, alcanza a escuchar el nombre de tan amable espécimen, quizá después de todo el estaba pre juzgando a todas las personas. Un suspiro es dado por él y sus párpados se abren en aquel instante para fingir esa frialdad propia de si, su sonrisa se amplía mientras su mano izquierda sacude poco a poco su ropa en la cual habría algunos rastros de césped. –Uhm Dal Soo.- se presento sin que ninguna palabra de agradecimiento saliera de su boca. Aquellas palabras fueron bastante secas y finalmente su mirada se clavo en la joven mostrándose frío, las actividades sociales no representaban retos para él, sin embargo las palabras pronunciadas anteriormente en su mente eran aún verdaderas. Hoy soy Hyde" se repitió de inmediato y la sonrisa de sus labios adopto un toque de cinismo y reto para finalmente cerrar sus parpados con un deje de presunción.-- Creo que hice enojar a alguien, no me importa mucho pero realmente odio que toquen mis cosas, en especial mis libros.- exclamó serio y cortante, su tono no era amistoso sin embargo la actitud de aquella chica no le parecía tan molesta e incluso a simple vista era alguien peculiarmente interesante.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Mensaje por Kim Min Hee el Jue Mar 19, 2015 12:25 am

-Si no deseas que nadie toque tus pertenencias entonces no las dejes tiradas en el suelo.- comente  con un tono bastante despectivo, como si dijera lo más obvio del mundo. Quizás cualquiera pensaría que mi única finalidad era fastidiar al recién conocido joven, pero la realidad estaba bastante alejada de esa sospecha. Solo estaba siendo sincera con mis pensamientos. Me centraba en mirar directamente a los ojos de Dal Soo, ignorando que si bien que no todos en Corea estaban acostumbrados a ese tipo de contacto visual entre desconocidos y peor aun era en mi pais, pero yo he tenido que relacionarme con personas de todas clases que la introversion o la prudencia no tenian mucho lugar en mi .


-Uhm Dal Soo...- repeti como de costubre para memorizar, este nombre ya lo tenia almacenado en mi memoria y con solo debatirlo un par de veces recorde de quien  se trataba - Oh! tu eres el 'Famoso pianista" Estas en el Cuarto curso no es asi?- A decir verdad no me lo habia imaginado de esta  manera, si era "guapo", pero bien, ese joven era alguien serio, de miradas toscas, tonos de voz tan fríos como los polos note y sur juntos. Quizás pasar el tiempo con él podría llegar a aburrirme bastante, aunque no tenía realmente nada que perder además, con una actitud amable ese chico no tenía porque fastidiarse con mi presencia ¿no es así? bueno, es hora de probar a ver qué tal.


-Disculpe Sunbae si me equivoco, pero ¿Usted se encargo de destruir en cosa de cinco minutos una relación que parecía ser de toda la vida?- pregunte mientras me cruzaba de brazos, el tono de voz utilizado fue uno más alegre que el de hace rato- La verdad no le culpo si realmente fue así, las personas así son algo desagradables cuando están demasiado cerca de ti… aunque ahora que lo recuerdo, no lo había visto mientras caminaba hacia aquí, DalSoo-ssi.- dije lo último con algo de de duda. Pese a que habia leido muchos mangas y visto algunos doramas no entendia mucho acerca de  esas  parejas que demostraban aparente amor en publico,   no es que tuviesen que ser  recatados, porque eran libres de hacer lo moralmente permitido donde quisieran, pero tenia claro que no a todos les agrada.


Iba a insistir solamente un poco con el joven, yo misma detestaba a las personas que se pegoteaban como un molesto e insistente chicle ¡Así que ni pensar en ser uno! Eso iría contra mis principios de evitar comportarse como lo que odiaba. Mientras estaba ocupad estableciendo una conversación con el pianista. Ambos ignorabamos que un recién tronado novio estaba buscando revancha, la cual iba a encontrar en el jardín si es que “el culpable” continuaba allí, pero si no ¡pues lo buscaba por toda la academia! Ese sujeto no iba a quedarse tan tranquilo…

Volver arriba Ir abajo

Re: Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Mensaje por Uhm Dal Soo el Miér Mar 25, 2015 2:17 am

La primera respuesta por parte de la extraña le mostro que tenía carácter aquello no le disgustaba, además de ser un poco amable demostraba tener una especie de conciencia, algo que se puede apreciar en esos intentos de humanos que uno se cruza de vez en cuando, su comentario lejos de producirle enfado provoco que una risita burlona se emitiera por su parte y tras hacerle bajar la mirada, cosa que prácticamente nunca ocurría, provoco también que levantara el rostro para inspeccionar la expresión de la chica. –En eso tienes razón, pero no me disgusta que lo toquen, solo me preocupa la traumática experiencia que sufrió al caer.- dijo ayudándose así de un tono de burla para enfatizar la intención de aquel comentario, a veces cuando se lo proponía y ponía concentración en sus habilidades sociales no resultaba tan antipático quizá era lo que trataba de hacer en aquel instante.

El contacto visual no le molestaba, muchos suelen desviar la mirada, el por el contrario no es así, sus ojos miraron fijos y seguros los de su interlocutora y conforme mantenía un breve silencio existente entre ambos también buscaba encontrar en el algún atizbo de dudas cosa que hasta ese punto le fue imposible. Otro día el estaría dispuesto a ceder, quizá incluso tratara de simplemente dar la vuelta y retirarse para dejar hablar solo a la persona que le habría dedicado el libro, pero hoy no, el día de hoy era Hyde la bestia que no se ajusta a las convenciones sociales, esa que es usada para explorar lo que se desea no lo que se debe y en ese momento sentía curiosidad por la extraña.

Por un momento se sorprendio por que le reconociera tan facil, sin embargo al recordar sus ultimas presentaciones exitosas supuso que era algo normal, por lo pronto solo asintio a su pregunta. Su ceja se arqueo y una sonrisa de autosatisfacción se formo en sus labios al notar primeramente el interés de aquella persona, por momentos incluso a el le costaba entender si se trataba realmente de un chico o era quizá una chica, sin embargo termino de igual manera por quedar en silencio, sus preguntas provocaron que el mismo entendiera que no presencio todo, solamente lo esencial la princesa herida en su honor y el príncipe roto tras ella. –Solo dije mentiras piadosas, o historias de la vida cotidiana… claro que generalmente son historias de la vida cotidiana cuando se llega a una edad más avanzada.- dijo observando a la chica.

Lo cierto es que para el los comentarios no habían sido crueles, de tratarse de personas de verdad, no de esa clase de débiles intentos que hay alrededor habrían entendido que su ataque fue a dos puntos únicamente, la primera la autoconfianza de la chica la cual es un punto recurrente entre féminas, o varones, ese fue el primero de sus movimientos lo suficientemente directo para causar que su armadura estuviera baja, el segundo fue a la confianza de pareja, y es fácil atacar la confianza de pareja cuando la autoestima es golpeada, algo tan simple como saber que es mucho más fácil perforar papel mojado.–no es mi culpa que las personas sean inseguras.- exclamo para después posar su mirada en el libro por apenas algunos segundos.

-Seguramente no, no tengo mucho tiempo aquí de hecho debí de presentarme a clase el día de hoy, pero me pareció mucho más interesante ver los hábitos reproductivos de algunas especies de chimpancés.- exclamo y al hacer aquel comentario solo escucho como es que una voz dijo algo apenas balbuceando, el anterior actor de aquella obra parecía haber vuelto a cobrar venganza y ante la burlona mirada del joven lector la en apariencia “amenazante” figura de aquella chica no era más que una mofa… -Parece que no tuve tanta suerte, lo siento creo que no fui tan efectivo.- dijo sonriéndole a la extraña chica que devolviera su libro, avanzando un poco para buscar encontrar en un punto medio al enardecido… “Ex novio”, que sin embargo parecía no estar solo, llevaba dos tipos más que parecían menores a él, "Valiente escolta, quizá debí agregar a mi comentario que él era patético", dijo deteniendo su andar y tratando de plantear alguna estrategia, después de todo eran dos contra uno

Volver arriba Ir abajo

Re: Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Mensaje por Kim Min Hee el Lun Mar 30, 2015 12:38 am

No pude evitar reír a la par de ese joven que realizaba ingeniosos e irónicos insultos para referirse a la pareja anteriormente destruida, con solamente palabras dañinas de un completo desconocido. Supongamos que eso demostraba la facilidad con la que se pueden romper castillos de cristal de adolescentes dejados llevar por ilusiones.
Aun así, podía notar dos cosas fundamentales que pocas veces había encontrado en los demás conocidos en el instituto. El primero:  me sostenía la mirada. No era algo que me molestara en lo absoluto ya que aquellos ¿ojos negros? Havian su mirada profunda y algo misteriosa que quias  a quién se le permitiera verlos tan directamente, incluso generaria cierto sentimiento de envidia.

La segunda cuestión era la siguiente: no estaba refiriéndose a mi persona con ningun tipo de discriminacion. Aunque cabia la posibilidad de que no estuviese al tanto de mi posicion dentro de esta dichosa escuela. Usualmente las personas eran quienes juzgaban sin siquiera conocerme, a pesar del poco tiempo que tenia en la escuela ya me habia metido en varios problemas solo por el hecho de pertenecer a los becados,  apartando el hecho de mi intensa intromision y curiosidad. Otra nueva carcajada surgió ante el último insulto comparativo. Realmente me divertian ese tipo de personalidades desvergonzadas con un humor ofensivo pero inteligente, era raro encontrar un ser así, aunque cuando se ponen muy pesados en ocasiones y eso me desagradaba por completo, y a eso se le podía aducir culpa a la moda reciente de “ser un chico malo con un gran uso del sarcasmo y cinismo” vamos muchachitos, se necesita un mínimo de inteligencia para dar uso de ambas cuestiones sin quedar como un grandísimo idiota.

Pero hubieron terceros que también oyeron ese mensaje, unos a los cuales no les había hecho nada de gracia. Abri ligeramente de mas los ojos cuando mi mirada se encontró con el intento de príncipe y sus ¿secuaces? Vaya definitivamente era parte de una realeza bastante decadente. Diablos esta situación parecía tan salida de las típicas series de su país que rozaba lo surrealista. -¡Bastardo!- grito enfurecido el líder de aquella mini horda de descerebrados mientras daba pasos dignos de un gorila en cólera. Cuando estuvo lo suficientemente cerca de DalSoo lo tomo del cuello de la camisa con ambas manos, la cara del príncipe estaba tan roja que daba risa.

Yo definitivamente no pensaba entrometerme en un lio que no me convenía en lo absoluto. Se podía decir que era una suerte el no tener  ahora mismo mi “aire de héroe” que solo lograban que la gente se cuestionara sobre mi sentido común. Ese chico de ojos  negros me caía bien, a pesar de todo,  pero no pensaba exponer mi integridad física a daños  por él. - ¡Pequeña perra, tú novio me metió en grandes líos!- ahora la mirada sedienta de violencia iba dirigida a mi  ... ¿perdón? ¿Es que en la mente de ese individuo no existía la posibilidad de que dos personas estén estableciendo conversación sin necesidad de tener una relación amorosa de por medio? Oh, hermosa madurez ¿Por qué llegas tan tarde para algunos seres humanos? ...

--Oh, resulta que el mundo tiene la culpa de que tú seas un tonto y que tu pareja tenga nulo amor propio. Pero si consideramos que eligió a alguien como tu de pareja… - Mi persona había sido insultada, en casos así era difícil que contuviera mi boca ... ¡mas si los insultos provenían de un espécimen asi! ... -Así que la zorra desea pasarse de lista.- Comentó la voz ¿congestionada? Parecía que lo estaba con esa tonalidad, esperen un momentito   ¿Como me habia llamado?

Bien, ahora tenía las manos de un desconocido invadiendo su espacio personal violentamente. Aparentemente trataban de tenerme como “la princesa”. Este día giro bastante en esas dos palabras tan quisquillosas. Ok ¿Qué diablos paso? Había terminado rápidamente mis ejercicios para estar en tranquilidad hasta la próxima clase ¡pero termine metida en un lío que nada tenía que ver conmigo! La vida era demasiado injusta a veces, pero si todo salía bien no cabía duda que me reía en la noche al recordar toda la escena. Comence a forcejear ¡no pensaba soportar más, mi salud podria estar en riesgo! Si bien era pequeña sabía cómo defenderme, todo gracias a la cortesía de viejos amigos que no pensaban tener a un miembro que se dejara maltratar, alguien cuya vida rozaba lo mafioso no podía permitir un deshonor así.

Di un certero golpe con su codo derecho en la boca del estomago de aquél indeseable ser, y cuando este se alejo para llevarse las manos al sitio agredido aproveche para propinarle un puñetazo en esa nariz de magnitudes cósmicas. Ese acto fue suficiente para que el inútil se golpeara la espalda contra el árbol. Ahora la cosa no era tres contra uno, si no dos contra dos. Ya que había un enemigo fuera de combate.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Mensaje por Uhm Dal Soo el Mar Abr 07, 2015 2:31 am

La inmutable mirada se clavo en aquel sujeto que se habría atrevido a sostener por el cuello su camisa, su aliento era algo nauseabundo, realmente la chica habría tenido que tener un pésimo amor propio para dejar que esa sucia boca pudiera siquiera tocar la de ella. El no pudo evitar hacer un gesto de asco y finalmente termino por sonreírle de manera cínica conteniendo el sentimiento de repulsión. Su rostro mostraba un semblante helado y la realidad es que su cuerpo parecía estar relajado, aquello era en apariencia, después de todo no se iba a rebajar a mostrarse preocupado, pese a ello en su cuello y brazos que conducían a manos aún en sus bolsillos la tensión de su cuerpo era inminente y finalmente termino por susurrar algo en un volumen bajo como respuesta a la primera afirmación hecha por aquel chico. –Tanto mi padre como mi madre me reconocieron, y naci dentro del matrimonio, bastardo era lo que tendrían tú y tu amiguita si seguían el juego.- dijo encogiéndose en hombros, aquello era una provocación que a juzgar por la forma en la cual apretaba su ropa acercándolo a sí habría funcionado.

-Y mira que élla es mucho más linda que la tuya.- exclamo siguiendo el comentario de la joven pero haciendo alusión a algo que para el por el simple hecho de ser observador, la frase no era del todo falso, en realidad la  joven Min Hee resultaba mucho más atrayente físicamente que nuestra desventurada mujercita en apuros que habría salido corriendo tras sus comentarios. Su vista entonces cambio a donde su acompañante y noto como es que sin desearlo le habría envuelto también en aquella pequeña disputa, la realidad eso no era importante, lo que había que reconocer es que no iba a detenerse por ver quién saldría lastimado, después de todo hoy en particular su lado amable se había ido a descansar, pese a que no optaba por la violencia, presentia que pronto deberia usarla.

-Pff.- Aquel sonido salió como burla ante las palabras de Min Hee, la chica habría demostrado ser tan aguda como él, pero por alguna razón su apariencia y la forma en que hablaba lograba suavizar de alguna manera lo dicho, no para que no doliera si no para que sonara como un comentario tan sincero y tan real que era mucho más hiriente, "Como una cortada de papel.> se repitió para sí y termino por cerrar sus ojos, aquella comparación estaba por comprobarse.

Lo gracioso con los cortes hechos por papel es que no duelen tanto en un inicio, son sutiles son suaves pero se clavan arden y provocan molestia y no pueden remediarse, dejan una marca bastante clara y pese a todo la mayor de las sensaciones de insatisfacción que generan es la de hacer sentir tonto a quien se corta con ese material. –Por cierto tu aliento apesta, toma una menta.- dijo buscando entonces ser el alcohol que se usa para limpiar el corte y provocar así mayor dolor o irritación en su nueva víctima.

Sin embargo aquel dulce momento fue interrumpido por un extraño evento, aquella figura que pareciera frágil reaccionaría y su rostro termino girando a donde se encontraba Min Hee, la sorpresa era evidente en su rostro, ¿Cómo era posible que alguien así pudiera golpear de esa manera? El mismo tendría el rostro de sorpresa que su “oponente” tenia si estuviera en su lugar. -¿Qué le pasa a esa perra?, Tu novia es agresiva- dijo el chico que ante la sorpresa habría cedido un poco en su agarre y aquello fue lo que hizo que Dal Soo regresara a la realidad. –Será mejor que me empiece a mover, ¿no amor?- Dijo dirigiendo su mirada a la joven, aquello era simplemente por seguir la estupidez de aquellos sujetos, en especial de quien le sostenía puesto que a pesar de ver a la chica en acción le habría dicho que era su pareja.

Sus dientes se apretaron y su cuerpo retrocedió un poco apretando también sus puños, no sin antes volver a soltar el libro que tanto le importaba. Su figura se adelanto con rapidez y sintió como su frente hacia contacto con la del otro chico, el impacto fue recibido y por segundos deseo poder abrir sus labios y recapacitar, "un minuto de silencio por mis neuronas… porque él no creo que pierda mucho… Hey ese comentario me indica que siguen con vida". Dijo mientras el chico delante de él retrocedía, el también se sentía algo aturdido pero no cambio de actitud por el contrario uso esto para adelantarse colocando manos sobre hombros del sujeto y cayendo para hacer que la espalda de su oponente tocara el césped, quedando el así sentado sobre su abdomen. Ambas manos se cerraron en puños y bajaron una y otra turnándose para propinar algunos golpes al desafortunado Romeo que sin duda vería que la romántica idea de defender el nombre de su amor perdido era una pésima idea, después de todo su oponente no era otro que Hyde, y la romántica figura de la joven amante poco tenia contra la de la bestia asesina.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Mensaje por Kim Min Hee el Lun Abr 13, 2015 11:58 pm

La adrenalina recorría mi cuerpo, aunque sabia que no era lo mejo no podia evitar sentirme superior, apartando el aspecto intelectual, era físicamente, durante mi estadia en el reformatorio, pocas veces resultaba de esa manera. El orgullo de aquellos individuos, seguramente machistas, quedaría por los suelos al recordar que fueron apaleados sin contemplaciones por una mujer, eso era lo que me animaba.

Si JiNa, su querida aliada de habitacion estuviera allí se sentiría inmensamente orgullosa de ver que sus esfuerzos para hacer de su retoño de rostro inocente un oponente de calibre dieron su frutos. Después de todo, por mas contra que pusieran los mas intelectuales, simplemente uno no se podía proteger con meras palabras. Mire con capricho a DalSoo quien se atrevió a referirse a mi como si  tratara realmente de su pareja, lo que me fastidiaba realmente era el hecho de que fue ese condenado muchacho quien me metió en semejante situación innecesaria y absurda.

-¡Se acabo! ¡No pienses que voy a tenerte lastima solo por ser una mujer, te enseñare a que tu lugar solo es en la cocina!- grito el siguiente objetivo a eliminar. Este  en cuestión parecía no ser más que una copia del líder, con menos esteroides en su estructura. Ese sujeto empezó a correr hacia mi persona como si se tratara de un rinoceronte.  Llegue a pensar que esos muchachos no eran tan malos, quizás donaron tantas neuronas que terminaron por quedarse escasos de estas ¿No? ¡Solo eran almas demasiado caritativas!

Bien, no pensaba dejar que mi cuerpo se viera de nuevo sujetado violentamente por aquellas manos que no sabía dónde diablos las habría metido (con seres tan decadentes se puede pensar cualquier cosa, sobretodo desagradables). Solo espere la llegada del sujeto, sin mostrar inmutación alguna en mi rostro, solamente paciencia y era eso lo que justamente necesitaba, solo esperar un poco más. Entonces por fin llego el esperado momento en el que el rinoceronte estuvo lo suficientemente cerca para querer plantarme un puñetazo ..si, bastante valiente de su parte... pero no contaba que los reflejos iban a ser lo suficientemente audaces como para atraparle el puño en el aire, y, casi al instante de haber hecho eso le propine un rodillazo en la entrepierna con todas las fuerzas posibles.

El rostro de ese pobre chico era un poema, primordialmente con los ojos desorbitados a recibir tal golpe bajo.  luego, al separarse, se arrodillo retorciéndose ante el inmenso dolor punzante mientras trataba de acoplarlo al llevarse las manos en ese sitio. Normalmente era alguien que no gustaba de las cosas injustas, pero no podía aplicar aquella ley a alguien que vino a dar paliza junto con sus amigotes. Además estos lo habían hartado con tanto insulto e intento por profanar su cuerpo.

--Si tienes suerte, quizás te vuelvas más inteligente. Aunque has llegado a un nivel en el que no puedes caer más bajo- comente,, mientras me acercaba nuevamente, el mastodonte que aun sujetándose sus partes privadas miraba con su ojo derecho (el otro lo tenía cerrado por el dolor) confundido por aquellas palabras, pero antes de que pudiera a siquiera a analizar esa información le di una contundente patada en toda la cara la cual fue lo suficientemente brutal para hacerlo caer de espaldas, inconsciente.

¿Recuerdan el primer sujeto que quedo fuera de combate en el tronco de un árbol? Pues había comenzado a despertar, pero sus ojos se encontraron con la inmensa espalda de su bestial amigo, el golpe volvió a hacer que todo se le tornara negro. Y si, había tirado a la indeseable persona allí, no le gustaba dejar las cosas tan desordenadas. Pero aun faltaba un tercero, el cobarde líder. Estuve demasiado ocupada concentrada en aniquilar al prepotente “amigote” como para ver cómo le iba a DalSoo. Tanto ajetreo me causo hambre y dolor de cabeza, quizás provocado por lo primero

Volver arriba Ir abajo

Re: Hyde and Jekyll (Priv. MinHee)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.